Los textos de este blog son originales y pertenecen al autor

La mayoría de los dibujos pertenecen al autor y otros han sido tomadas de sitios de libre descarga,.

11 jul. 2009

LAS GRANDES E INESTIMABLES CRÓNICAS DEL ENORME Y GIGANTE GARGANTUA


GARGANTUA
hijo de una golosa por morcillas
a la que le gustaba chuparse los dedos
nació con barba
y como era noble
alimentado fue con leche
vestido con finura
y azul extraterrestre

Para que todos apreciaran su nobleza tenía un rubí
tan inmenso como un huevo de avestruz
y para gozar de la abundancia
se lavó las manos día a día
con el caldo de las mejores vacas
en plena juventud.

Y para jugar
le regalaron el molino de viento del lugar
Cosa que no ha variado
en los que se creen descendientes de los nobles
en estos días de consumo.

Y al igual que estos
tuvo enseñanza privada y religiosa
como todo copetudo
para que el día de mañana
defendiera a quienes como él
se creyeran macanudos.

Con el tiempo,
por ciertas razones que a comprender no alcanzo,
y si lo explico tampoco alcanzo,
se declaró una guerra entre reyes y señores
y como siempre ocurre con locos poderosos
culparon a pobres, pasteleros y pastores.

Por supuesto que Gargantúa se enojó
y dejó ParÍs para defender lo suyo.
Fue recibido con un cañonazo en plena sien
que no le hizo ni rasguño.
Allí las emprendió con el pobre Picrochole.
El que perdió la guerra y se quedó sin el harem.

Con la victoria que siempre trae plata
hizo edificar la Abadía de Thelma
donde verdaderos vencedores
celebraran muchas siestas mojigatas.
“ Porque la gente bien nacida
libre e instruida;
y rodeada de buena compañía
tiene siempre un instinto
que la impulsa
a seguir la virtud
y a apartarse del vicio,”

(No haberlo sabido antes).

Gargantúa
ya era un hombre hecho
por lo demás derecho
y tenía poluciones
que provocaban las graves inundaciones del lugar
hasta cubrir la arboladura.

Tuvo que casarse
y como tenía que ser
con la hija de un rey.

Y así fue que de la bella Badebec
vino al mundo Pantagruel
Y para no repetir lo antes dicho
de tal palo tal astilla
y baste.

A Francisco Rabelais
de 1495 a 1553
monje inventor francés
de Gargantúa y Pantagruel.


2 comentarios:

  1. no se si sea una confusión mia, pero el texto de Rebalais, es Gargantua y Pantacruel. el autor se inspira en un texto anónimo,(Las grandes e inestimables crónicas del gran Gigante Gargantúa) ¿es este texto publicado aquí?

    ResponderEliminar
  2. elapaman, El texto publicado aquí. es un experimento formal, ironiza sobre la forma de escribir poesía, es casi un sarcasmo y se basa en lo que recuerdo de la lectura de Rebelais. Es un entretenimiento para refrescar la memoria.

    ResponderEliminar