Los textos de este blog son originales y pertenecen al autor

La mayoría de los dibujos pertenecen al autor y otros han sido tomadas de sitios de libre descarga,.

11 jul. 2009

GONZALO ROJAS


¿No era tú el que venía volando?
¿No eras el que escribía
“ viban los compañeros?
¿No?
Me equivoco. Sí, me equivoco. Pero evoco.

Parpadeadamente insurrecto el tu pelirroja
con el su trasero de mampara, te escuché:
¿qué se ama cuando se ama?
- Pelirroja insuma
en el mi bar Neptuno ¿ No fue contigo?
¿No eras tú, el que me era?,
sempiternamente, el inhallable

¿Qué se busca, qué se halla?

Al que perseguí al doblar la esquina
en Morandé con nosotros  los sin padre ni madre
¿Qué encontraste?

¿No eras tú el veloz
que escribía al nacer como yo al atardecer
y ni te encontré
al cumplir tú; ochenta y dos
y yo los cuarenta y seis?

Gonzalo hoja por hoja eras
las rojas cogidas
por el rastrillo de tus sotanas misioneras.
Porque ibas a ser cura, ¿no es cierto?
Me equivoco. Sí, claro,
por supuesto; equivoco
Pero evoco
tus versos
llenos de ninfas y dioses o volcanes
con relámpagos paganos.

¿Qué zapatos te pusiste en catafalco
para que hagamos memoria de nuestros pasos?

¿Qué sonrisa de tus gruesos labios
obedecerán los anteriores fallecidos
de nuestras, las propias sonrisas?

¿Qué doncella de quince años
te hará masaje entre los dedos de los pies
para que nosotros, los de la puerta giratoria,
miremos tu embarcación llenos de envidia?
Nosotros los poetas mínimos,
respecto de los menores

¿De qué húmero portento nos envilecemos
al sumarnos al único poeta desde el hombre?
Dilo tú;

¿Qué es aquello que se ama cuando más amamos?
¿Qué encontraste?

Inevitable es lo que evoco;
el colorado sol de la que amo
cuando más me quema
lo que ama ella
y tu pregunta se me queda palpitando
oral
en la solapa de mis canas y sin hallar lo que encontraste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario